¿Qué tienen en común el copywriting y el cubo de Rubik, aparte de que ambas palabras empiezan con una C minúscula?

Copywriting y el cubo de Rubik: ¿qué es lo que tienen en común?

En mi país existe un programa de televisión popular que incluye varios juegos, entre otros el juego de asociación de palabras. Si no sabes de qué te estoy hablando, se trata del juego en el que uno dice una palabra y otro responde a qué le recuerda dicha palabra.

¿Sigues sin entender a qué me refiero?

Copywriting, el cubo de Rubik y el juego de asociación de palabras

Imaginemos que tú y yo estamos jugando a este juego. Tú, por ejemplo, me dices a mí la palabra “rompecabezas”. Acto seguido, te contestaría con “un dolor de cabeza”. Esa es la primera asociación  que me viene a la mente.

Otro ejemplo, la palabra “cubo”. Sin ninguna duda, mi respuesta sería “pala”, debido al hecho de que tengo dos niños pequeños.

¿Otra? Vale, la palabra “Hungría”. Ya que vengo de Serbia, no tardaría en pronunciar “el vecindario” (la segunda asociación probablemente sería “balnearios”).

Por último, imagina que me dices la palabra “cuadrados coloridos”. Pues al instante visualizaría la ropa tradicional escocesa que me encanta.

Bien, ¿por qué te estoy comentando todo esto? Lo hago porque está claro que dichas palabras —“rompecabezas”, “cubo”, “Hungría” y “cuadrados coloridos”— si van por separado, las asocio a los conceptos que tienen poco que ver con uno de los juguetes más famosos del mundo. Pero cuando se ponen uno al lado de otro, estos términos representan una clara asociación al cubo de Rubik.

Ahora, vamos a hacerlo al revés. Imaginemos que me dices la expresión “el cubo de Rubik”, ¿qué crees que sería mi primera asociación? Quizás suena raro, pero mi primera asociación sería la redacción publicitaria o el copywriting.

¿Te gustaría saber por qué es así? Lee este texto y lo descubrirás.

¿Qué tienen en común el copywriting y el cubo de Rubik?

Aquí estamos, la pregunta del millón. ¿Qué tienen en común estos dos conceptos, aparte de lo más obvio, que ambos términos comienzan con la letra C?

Desde mi punto de vista, tienen en común los siguientes cinco aspectos:

  • Emprendedores;
  • Ayuda;
  • Una gran venta;
  • Cierta magia;
  • El carácter lúdico.

Emprendedores

Copywriting y el cubo de Rubik: lo primero que tienen en común son EMPRENDEDORES.

Para empezar, lo primero que tienen en común son EMPRENDEDORES.

Desde luego, no estoy diciendo que los emprendedores son los únicos que resuelven los cubos de Rubik. Pero lo que sí que estoy diciendo es que, muy a menudo, emprender o manejar un negocio con éxito se parece al desafío de resolver un cubo de Rubik de 10x10x10. Dicho de otra forma, hace falta encajar muchos cuadrados, tener en cuenta todos los colores del problema y entender cómo funciona el mecanismo de ejes.

Por supuesto, hay emprendedores que lo consiguen, sin tardar mucho. Se trata de los superhéroes del emprendimiento español, las personas que se podrían comparar con los ganadores de las famosas competencias de speedcubing.

Emprender o manejar un negocio con éxito es un desafío digno de la resolución de un cubo de Rubik. Clic para tuitear

Por otro lado, hablando de la relación entre los emprendedores y el copywriting, los emprendedores son clientes frecuentes de copywriters. Esto va respaldado por la siguiente información: varios redactores publicitarios españoles están especializados en trabajar solo con emprendedores y microempresarios.

¿Te preguntas por qué es así? Porque los redactores publicitarios se encargan de la elaboración de textos comerciales. Aparte, sus textos figuran como los cuadrados que forman parte de un cubo de Emprendedor.

Ayuda

Copywriting y el cubo de Rubik: lo segundo que tienen en común es la AYUDA.

Continúo con el segundo punto que tienen en común el copywriting y el cubo de Rubik: la AYUDA.

De hecho, para resolver un cubo de Rubik a menudo se necesita ayuda. No todos somos capaces de hacerlo por nuestra cuenta, y menos de hacerlo rápido. (Es lo que me comentó un amigo mío apasionado en dicho rompecabezas, aunque podemos discutir en los comentarios si mi amigo tiene razón o no).

Eso sí, yo nunca pedí ayuda para resolverlo. Aunque, tampoco lo había intentado. Al contrario, a mí se me da mejor completar crucigramas (de ahí, mi amor por las letras y las palabras). Pero te confieso una cosa. Para completar un crucigrama, tampoco va mal contar con una (pequeña) ayuda de vez en cuando. Todo depende del grado de dificultad, por supuesto.

Para resolver un cubo de Rubik a veces se necesita ayuda. Por otro lado, el copywriting la ofrece, aunque fuera de otro tipo. Clic para tuitear

Sin embargo, los emprendedores también a veces necesitan ayuda. Y cuando digo eso, no me refiero a los superhéroes que emprenden. Me refiero a los pequeños empresarios sin superpoderes, los que no tienen ningún problema en pedir apoyo ni en recibirlo.

Cuando se trata de estos empresarios, un tipo de apoyo les proporcionan los profesionales del campo del copywriting. ¿En qué consiste ese apoyo? El apoyo consiste en encontrar la solución al problema que el emprendedor tiene, poner las cosas en una perspectiva adecuada y acelerar el proceso de la resolución de su cubo de Emprendedor. Persuadiendo, seduciendo o enamorando. Y empleando el poder de las palabras.

Una gran venta

Copywriting y el cubo de Rubik: lo tercero que tienen en común es una gran VENTA.

El tercer aspecto que vincula al copywriting con el cubo de Rubik es UNA GRAN VENTA. ¿No entiendes a qué me refiero? Te lo explico.

Por un lado, está el famoso rompecabezas tridimensional mecánico, el juguete más vendido del mundo. De hecho, desde que fue inventado en 1974 por el arquitecto húngaro, Ernő Rubik, hasta el día de hoy, el cubo de Rubik se ha vendido en más de 350 millones de unidades a lo largo del mundo.

Una gran venta es la realidad del juguete más famoso del mundo y el objetivo de la redacción (más) publicitaria (del mundo), el copywriting. Clic para tuitear

Por otro lado, están las personas que se dedican al copywriting y que muchas veces tienen como objetivo conseguir una gran venta a los emprendedores y a sus negocios, mediante los textos. O, diciéndolo de una manera más precisa, una venta mayor.

En resumen, los textos persuasivos —copys— se redactan para respaldar el aumento del número de ventas o de contrataciones.

Por cierto, supongo que sería exagerado decir que, con la ayuda del copywriting, los microempresarios pueden transformar sus productos —o los freelancers sus servicios— al juguete más vendido del mundo. Aunque, no me parece nada exagerado prometer un acercamiento a ese fin.

La magia

Copywriting y el cubo de Rubik: lo cuarto que tienen en común es cierta MAGIA.

Sigo con el cuarto aspecto, la MAGIA.

Teniendo en cuenta el nombre original del cubo de Rubik, “Cubo Mágico”, no hace falta buscar demasiado la respuesta. La respuesta está en esas dos palabras.

No obstante, la magia del cubo de Rubik no empieza ni acaba con su nombre. Al contrario, la cosa magia va más allá y se sostiene en:

  • Más de 43 trillones de resultados posibles (hablando solo del cubo tradicional, el 3x3x3);
  • Los veinte movimientos o el tal llamado “algoritmo de Dios”;
  • Una atracción muy alta del cubo, razón por la que personas adictas al cubo de Rubik fundaron la asociación de “Cubahólicos Anónimos”.

Pero cuando se trata del copywriting, la verdad es que es mucho más común relacionarlo con el arte que con la magia. Es más, este tipo de redacción a menudo se define como “el arte de escribir las palabras que venden”.

Sin embargo, lo que está detrás de dicho arte es la magia de cada negocio. De hecho, para cumplir con el objetivo de su existencia, los textos publicitarios tienen que sacar a la luz del día esa particular magia que cada negocio tiene. En un caso se tratará de una característica diferenciadora, en otro del mayor beneficio de dicho negocio. Pero sin reconocer y localizar esa magia, no hay un copywriting de calidad.

El nombre original del cubo de Rubik fue “Cubo Mágico”. Por otro lado, lo que está detrás de copywriting es la magia de un negocio. Clic para tuitear

El carácter lúdico

Copywriting y el cubo de Rubik: lo quinto que tienen en común es el CARÁCTER LÚDICO.

Por último, llegamos al quinto aspecto que el copywriting y el cubo de Rubik tienen en común. Así es, se trata de su CARÁCTER LÚDICO.

En caso del cubo de Rubik, dado que se trata de un juguete, no hay mucho misterio. Su carácter lúdico está garantizado.

Pero ¿en qué consiste el carácter lúdico de la redacción persuasiva? Te lo explico. Para que una persona pueda dedicarse a la redacción persuasiva, primero tiene que aprender ciertas fórmulas, reglas y métodos. En una sola palabra, tiene que aprender la teoría. Sin embargo, la práctica, o la realidad del copywriting, nos enseña que los mejores copywriters combinan las fórmulas, se saltan las reglas y juegan con las palabras.

El carácter lúdico del copywriting se nota más cuando el redactor publicitario combina las fórmulas y juega con palabras. Clic para tuitear

Del cubo de Rubik al cubo del Emprendedor: ¿cómo te puedo ayudar?

Tras leer tanto sobre el juguete más venido del mundo, puede ser que te han entrado ganas de comprar un cubo de Rubik (en caso de que aún no lo tienes, por supuesto). Si es así, dirígete a la tienda de juguetes más cercana, no creo que tengas ningún problema en encontrar varios modelos.

Sin embargo, puede ser que también te has dado cuenta de que lo que necesitas es dar una (nueva) oportunidad al copywriting. En ese caso, la opción más fácil y cercana sería hacer un clic sobre el siguiente ⇒ ENLACE ⇐ y explicarme de qué manera necesitas que te ayude. Así, juntos podemos encontrar la solución a tu problema y resolver tu particular cubo del Emprendedor.

Una de las alternativas al copywriting

Ahora bien, antes de terminar el texto, me gustaría subrayar una cosa. De hecho, no todo lo que se vende tiene que comprarse. Tampoco es obligatorio resolver el rompecabezas más famoso del mundo.

Por lo tanto, si no necesitas ningún texto persuasivo, no te pongas en contacto conmigo. No pasa nada. Hay más opciones por las que te puedes decantar, como copiar a los demás.

Otra opción, puedes esperar a que se invente algún servicio nuevo, uno cuyo nombre se parecería al copywriting. Por ejemplo, copywrestling, copywhistling, copywitnessing o copywhispering. O, por qué no, para los que venden en Hungría, copyRubik.

Hasta la próxima, un saludo storyfriendly

…Y una pregunta. ¿Qué aspecto del copywriting te parece más interesante?

Stasa Durdic

Soy redactora, copywriter y periodista web. Serbia de nacimiento, en Barcelona por ocasión, escritora por amor. Me gusta el amarillo, me encanta el storytelling y estoy de acuerdo con la siguiente frase de Don Draper (Mad Men): “El cliente adora pagar a los medios y el CREATIVO adora los LÁPICES”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − 2 =