Trabajar como copywriter freelance en España significa ganar cierta experiencia, tomar algunas decisiones y aprender muchas lecciones.

Medio año de trabajar como copywriter: 6 meses, 6 lecciones, 6 decisiones

Ha pasado medio año desde que dejé de ser solo redactora y periodista web. De hecho, a principios del mes de marzo empecé a prestar el servicio de copywriting a través de mi página web.

Durante estos seis meses de trabajar como copywriter freelance (o redactora publicitaria freelance), realicé ciertos proyectos, publiqué tres posts de invitada y conocí personas significantes de mi sector.

Sin embargo, logré hacer algo más que eso.

Desde el mes de marzo hasta el momento conseguí aprender seis lecciones y tomar seis decisiones importantes.

Por lo tanto, si eres copywriter o un posible cliente mío, te recomiendo que leas este texto.

  1. Si eres copywriter, o un futuro copywriter, te interesará descubrir qué lecciones aprendí durante este medio año y cómo puedes evitar los fallos que cometí.

  2. Si eres un posible cliente mío, fíjate en las decisiones que tomé. Hazlo porque algunas de ellas afectarán de manera directa nuestra próxima colaboración.

¿Preparado? ¿Listo? A por la primera lección y la primera decisión.

Ser freelance no significa trabajar solo.

Trabajar como copywriter: ser freelance no significa trabajar solo.

Los copywriters que trabajan en empresas o agencias aprenden mucho cada día. Lo mismo pasa con los copywriters freelance.

Una de las primeras lecciones que aprendí durante estos seis meses es que trabajar desde casa no significa estar solo. Trabajar desde casa implica pasar muchas horas en frente del ordenador, acompañado por tus propias inseguridades, dudas y dilemas.

Por eso, los copywriters freelance necesitamos rodearnos de unos compañeros que nos apoyarán, todo y que esa compañía sea (solo) virtual.

Yo lo hice.

Partí del título del famoso poema de Johne Donne, “No Man is An Island”, y lo adapté a un lema, que los copywriters tampoco somos islas.

Además, creé el hashtag #NoCopywriterIsAnIsland. Bajo ese hashtag cada martes comparto en las redes sociales los textos de mis compañeros. Les apoyo porque todos somos partes de un continente, habitado por los profesionales que se dedican a persuadir.

LECCIÓN: Si eres copywriter freelance, encuentra a tu mejor COPYamigo.

Esa persona estará encantada de leer los primeros borradores de tus textos. Aparte, será honesta contigo cuando te dé su opinión. También echará un vistazo a las versiones finales de tus textos. En pocas palabras, te ayudará a mejorar tus textos, a sentirte mejor por el trabajo que vas realizando y a crecer como profesional.

Por cierto, si todavía no tienes tu mejor COPYamigo, te recomiendo que te pongas en contacto con Joan Marco. Joan es el mejor amigo de muchos copywriters. El mío también.

DECISIÓN: Haré caso a mis COPYamigos.

Los COPYamigos no expresan solo sus opiniones. También dan consejos.

Mis amigos copywriters me dieron a mí unos cuantos consejos. Decidí hacerles caso. Hasta el final de este mes sabrás de qué se trata. Por cierto, esos consejos influirán mucho en mi manera de trabajar y poder ayudarte.

Si no tienes la visión, busca la tira de visión.

Trabajar como copywriter: si no tienes la visión, busca la tira de visión.

Durante estos últimos meses, algunos clientes querían conocer mi visión. Me preguntaban dónde me veo en tres meses, en medio año, en un año o en los próximos cinco.

Sin embargo, yo no tenía ninguna respuesta preparada. No tenía una visión definida y me quedaba sin una respuesta clara. En consecuencia, perdía los proyectos (no siempre solo por la falta de visión, ojo con eso).

Ahora, en mi defensa, si eres un copywriter novato, como yo, y llevas poco tiempo en el mundo freelance, no resulta nada fácil imaginarse en 5 años de aquí. Entonces, ¿qué hacer cuando te preguntan cuál es tu visión?

A falta de visión, mi decisión fue explicar quién es mi modelo a seguir. Localizando el modelo, encontré la respuesta (aunque fuera provisional).

LECCIÓN: Hay que encontrar el modelo a seguir.

El mío es Marisa Casasola de La Tira de Marketing. No porque Marisa sea una gran copywriter española. Lo divertido es que ella no es copywriter. Pero sí que es el modelo a seguir para mí porque Marisa redacta tan bien que consigue persuadir sin tener la intención de hacerlo.

DECISIÓN: Formación, aprendizaje, evolución.

Me seguiré formando. Continuaré aprendiendo. Iré evolucionando.

Un día, seré como Marisa Casasola. (No te puedo decir cuándo, mi visión todavía no es tan clara, jeje.)

Por cierto, te invito a visitar la web de La Tira de Marketing. Mira quién aspiro ser y aprenderás quién soy (o quién voy a ser).

B2B, B2C, B2G, B2Me

Trabajar como copywriter: B2B, B2C, B2G, B2Me

Los que trabajamos en el sector de la comunicación sabemos que existen diferentes tipos de marketing y de la comunicación:

  1. B2B – comunicación que tiene un negocio con otro negocio (business to business).

  2. B2C – comunicación que tiene un negocio con los consumidores (business to consumers).

  3. B2G – comunicación que tiene un negocio con un gobierno (business to goverment).

Bueno, durante estos seis meses descubrí que existe el cuarto tipo de comunicación. Se trata de la comunicación que los negocios, grandes y pequeños, (man)tenían conmigo cuando intentaba ayudarles, prestando mis servicios. La llamé “B2Me”.

Sin embargo, el peor tipo de B2Me que experimenté hasta ahora es la versión fantasma. Es decir, la situación que se produce cuando te pones en contacto con un cliente (negocio) y él no te contesta. O te dice que te dirá “algo”, pero luego no te dice nada.

¿Y la peor reacción posible? La mía. De hecho, me quedaba en silencio, pensando que los que realmente necesitan mi ayuda me contestarán.

LECCIÓN: Ante la duda, pregunta. Ante el silencio, haz lo mismo.

Durante todo este tiempo no me atreví casi a preguntar qué pasaba con mi propuesta o candidatura. Si lo hubiera hecho, posiblemente tendría más proyectos realizados en mi portafolio.

Pero tú no lo hagas. Si el cliente desaparece del mapa, no permitas que piense que tú también has desaparecido. Porque sigues aquí. ¿O no?

DECISIÓN: Te preguntaré por qué sí o por qué no.

A partir de hoy, iré preguntando a mis clientes por qué me han contratado o por qué no lo han hecho. Lo haré porque cada uno se merece su respuesta. Aunque sea negativa.

Y… No te preocupes. Si no quieres trabajar conmigo, podré sobrevivir a un NO bien arguementado. Soy la versión copy de Gloria Gaynor. Por esa razón, todo y no saber cantar, te animo a ser sincero conmigo porque:

As long as i know how to WRITE,

I know I´ll stay ALIVE.

¿Cuántos posts al mes? Publicaré una vez.

Trabajar como copywriter | ¿Cuántos posts al mes? Publicaré una vez.

Lo siguiente que aprendí es que me resulta complicado seguir publicando en el blog cada dos semanas.

De hecho, últimamente me están entrando algunos proyectos nuevos. Así es, por fin está creciendo la cantidad de trabajo que voy realizando para los clientes. Sin embargo, esta situación me creó un nuevo problema: no tener tanto tiempo para dedicarme a mi blog.

Aunque, algo sí que tengo. Son las siguientes dos opciones para resolver el problema:

  • Mantener la frecuencia de publicación, bajando la calidad de los posts.

  • Mantener la calidad de los posts, bajando la frecuencia de publicación.

LECCIÓN: Calidad en primer lugar.

Si tienes tu propio blog, no cometas el error de anteponer la cantidad de posts a su calidad. La decisión correcta es la que pone valor ante todo. Calidad, no la cantidad.

Por suerte, yo he aprendido a tiempo que debería elegir la opción adecuada.

DECISIÓN: En el blog nos vemos cada 10 del mes.

A partir del mes de octubre publicaré una entrada cada décimo día de mes. Por lo tanto, el 10 de octubre nos vemos de nuevo por aquí.

Una especialización bien elegida te hace llegar a un cliente de hierro.

Una especialización bien elegida te hará llegar a un cliente de hierro. | Trabajar como copywriter

En mi país, Serbia, se utiliza mucho el siguiente proverbio turco:

Las palabras amables abrirán una puerta de hierro.

Eso quiere decir que deberíamos ser amables con otros para recibir el mismo trato.

No obstante, desde mi experiencia de trabajar como copywriter puedo decir que, para poder vivir de escribir, hace falta tener algo más, a parte de las palabras amables o las palabras que llegan al corazón. Es necesario especializarse.

LECCIÓN: Especializarse o chocar contra la puerta cerrada.

Los copywriters freelance somos muchos. Sí, nos llevamos bien, somos los COPYamigos y los COPYcompañeros, pero al mismo tiempo somos competencia unos a otros.

Por lo tanto, para evitar competencia directa y seguir llevándonos bien, necesitamos tener cada uno su público. Nuestro target. Las personas que necesitan nuestra ayuda y no la del otro.

DECISIÓN: Me voy a especializar.

Llevo todo el verano dando vueltas sobre la especialización, modificando los servicios y ajustando los textos. Hasta el final del mes introduciré todos los cambios en la web. Dentro de poco estará todo listo. Te avisaré y entonces verás si te conviene trabajar conmigo o no.

Los copywriters no son escritores que han vendido su alma al diablo.

Los copywriters no son escritores que han vendido su alma al diablo.

Antes de realizar el último curso, el de copywriting, en un sitio leí que los copywriters son los escritores que han vendido su alma al diablo. Pero al realizar ese curso y estrenarme como una copywriter novata, me di cuenta que dicha frase no es cierta.

No todos los copywriters han vendido el alma al diablo. Algunos se la han regalado. Otros se la han prestado.

LECCIÓN: Cuida tu alma, guarda tu lápiz en un lugar seguro.

Si quieres trabajar como copywriter, ganar dinero y seguir siendo el “propietario de tu alma”, entonces ayuda, no engañes. Persuade, no manipules.

  • Elige tus proyectos.

  • Colabora con aquellos clientes que son honestos con sus compradores (y con los que pagan).

  • No desees tu buena suerte. Gánatela.

DECISIÓN: practicaré ir diciendo que NO.

El SÍ construye los puentes, un NO nunca lo consigue hacer. Pero a mí tampoco me interesa construir puentes. Me interesa escribirlos.

Por lo tanto, he decidido ir diciendo que NO a los tal llamados clientes tóxicos. Aunque, sé que tú no eres uno de ellos. Sé que nosotros podremos mejorar la comunicación con tu público, conectar a través de palabras y mejorar el flujo de tu negocio.

Si tú también lo sabes, ponte en contacto conmigo. ¡Me gustaría conocerte!

Trabajar como copywriter: ¿una experiencia 666?

Ahora sí, termino el texto. ¿Qué significa trabajar como copywriter freelance? ¿Es el copywriting web una experiencia 666 para las personas que disfrutan escribiendo?

Desde mi punto de vista, no es así, a pesar de que los primeros seis meses de mi experiencia como redactora publicitaria me trajeron algunas experiencias negativas. Varias veces fallé, cometí distintos errores y deseé ponerme un par de zapatos rojos que me llevaran a otro sitio en un par de segundos.

Sin embargo, a mí no me esperaban ningunos zapatos. Solo unas puertas de diferentes colores, unas decisiones y una mirada dirigida hacia el futuro.

Las lecciones que aprendí me llevaron a elegir abrir la puerta roja.

He decidido seguir trabajando como copywriter freelance.

Nos vemos desde el otro lado.

Un saludo storyfriendly y…

Una pregunta: ¿me contratarías como copywriter o crees que, aparte de especializarme, debería cambiar algo más para poder trabajar contigo?

Stasa Durdic

Soy redactora, copywriter y periodista web. Serbia de nacimiento, en Barcelona por ocasión, escritora por amor. Me gusta el amarillo, me encanta el storytelling y estoy de acuerdo con la siguiente frase de Don Draper (Mad Men): “El cliente adora pagar a los medios y el CREATIVO adora los LÁPICES”.


2 commentarios

Marisa · 13/09/2018 a las 12:01

¡Hola, Stasa!

Como te gusta tanto el 6, te voy a decir 6 cositas:

1. Creo que estás un poco loca por tomarme como modelo, pero por la parte que me toca… muchísimas gracias por tus palabras. Desde el principio, has entendido “mi estilo”. Significa mucho para mí.
2. Gracias también por compartir tu experiencia, que es en muchos sentidos, extrapolable a otras profesiones.
3. ¡Estoy deseando ver los nuevos cambios y tu especialización!
4. Haces muy bien en tener cerca a Joan. Es un encanto y listo como un ratón.
5. Tú no venderás, ni prestarás, ni regalarás tu alma al diablo… porque tienes “ángel”.
6. Sigue trabajando así de bien. 😉

¡Un beso!

    Stasa Durdic · 17/09/2018 a las 15:37

    Hola Marisa,
    Te agradezco seis veces, de acuerdo con el contexto del texto:
    1. Primero, GRACIAS por pasar y comentar la entrada.
    2. Te doy el segundo GRACIAS por apoyarme. Means the world to me! 
    3. También te AGRADEZCO por tener un estilo de redactar tan especifico. Sin ese estilo, no me quedaría nada por entender.
    4. GRACIAS por darnos a todos esas fantásticas tiras de marketing y por regalarme a mí la tira de visión.
    5. También te AGRADEZCO por añadir un poquito de marketing ilustrado a nuestras cañas al copy.
    6. Por último, GRACIAS por entender que no me interesa vender, regalar ni prestar el alma al diablo. Para mí el 666 no significa nada más que una gran idea para el próximo texto. Sé que en tu caso pasa lo mismo.
    Un abrazo, guapa.
    ¡Nos vemos en octubre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 3 =