El objetivo del copywriting no es solo ayudar a los negocios a cerrar más ventas. También es transformar una búsqueda en una historia.

El objetivo del copywriting: de la histeria a la historia

Según la opinión del creador del blog Lifestyle al Cuadrado, Franck Scipion, el objetivo del copywriting es “convertir tus lectores o seguidores en clientes”.

El consultor de email marketing, Javier Cordero, considera que el copywriting representa “la creación de textos publicitarios o comerciales con un único fin: vender”.

Sin embargo, yo no utilizaría verbos “convertir” o “vender” para hablar sobre el objetivo del copywriting.

Me inclino más por el verbo “transformar”.

En este post escribiré sobre las razones por las que considero que el objetivo del copywriting es transformar.

También explicaré la historia de mi primer caso de éxito.

Por último, me centraré en la manera en la que el copywriting me ayudó a transformar una búsqueda en el encontrar.

Escritura persuasiva | El Marketing de Oz

En este post, tu acompañante será el León Cobarde. Él te ayudará a encontrar el Marketing de Oz. Descubre qué es el Marketing de Oz y echa un vistazo al resto de entradas que pertenecen a la categoría “Escritura persuasiva”.

Introducción: de “El Niño de la Tele” a “La Niña de la Tele”

La inspiración para este post es la obra de teatro “El Niño de la Tele”. Sus autores son Rubén Ramírez y Marc González de la Varga.

Disfruté de esta obra de teatro hace aproximadamente un año y medio y me enamoré. Me enamoré de la música que se utilizó en la obra, de los diálogos y de la moraleja.

La obra me gustó tanto que decidí adaptar su título al título de la historia sobre mi primer caso de éxito.

Por el otro lado, la inspiración para la historia sobre mi primer caso de éxito es mi trayectoria profesional. 

Sí, mi trayectoria profesional.

En otras palabras, a pesar de no haber pisado nunca ningún plato de televisión, yo soy “La Niña de la Tele”.

El objetivo del copywriting: una historia de cuatro capítulos

La obra “El Niño de la Tele” consiste de varios capítulos. Su protagonista, Rubén, tiene una canción favorita y cada capítulo de la obra se resume en un verso de esa canción. La canción se llama I Just Wanna Dance.

Al final de la obra, Rubén aprende unas lecciones y experimenta cierta transformación.

Por otra parte, la historia de “La Niña de la Tele” tiene cuatro capítulos. Cada capítulo de esta historia también se puede resumir en un verso, pero de mi canción favorita, The Hero.

Así que, si decides leer mi historia hasta el final, descubrirás qué lecciones aprendí y entenderás cómo me ayudó el copywriting a transformar una “búsqueda histérica” en un “encontrar histórico”.

CAPÍTULO I: de la cabeza en las nubes a la maleta sobre la tierra

“He never, ever saw it coming at all.”

The Hero, Regina Spektor

El primer capítulo de esta historia empieza en los años 90 en Serbia.

Serbia es mi país. Es el país donde nací, descubrí mi afición hacia la palabra escrita y viví hasta que cumplí 23 años.

Durante mi vida en Serbia, mi objetivo fue VIVIR PARA ESCRIBIR.

Ese objetivo lo entendía como:

  • Estudiar para escribir – Estudiaba Periodismo y Comunicación en la Universidad de Belgrado.  
  • Esforzarme para escribir – Me esforzaba mucho para ganar el título universitario y poder trabajar de periodista en Serbia.
  • Ser valiente y escribir – A pesar de la falta de libertad que sufren los periodistas en mi país, estaba decidida a ejercer mi vocación y hacerlo con ética.   

Los amigos me advertían que tenía la cabeza en las nubes. La mayoría de los familiares me aconsejaba que mantenga los pies sobre la tierra.

Pero a pesar de todas las advertencias y los consejos, opté por seguir en mi camino.

Sin embargo, ese camino no llevaba hacia el campo de periodismo ni hacia una vida en Serbia.

¿Qué hice?

Hice la maleta, subí a un avión y el avión desapareció entre las nubes.

Al cabo de unas pocas horas, arrastré mi maleta sobre la tierra. Llegué a España. A Barcelona.

CAPÍTULO II: de las cajas a los cajones

“And we’re going to these meetings. But we’re not doing any meeting.”

The Hero, Regina Spektor

A Barcelona me mudé por mi pareja. También vine para realizar un postgrado. Pero no me quedé ni por la pareja ni por el postgrado.

Me quedé por una de las lecciones que me enseñaron durante el postgrado. La lección se refería a lo importante que es dedicarte a aquello que verdaderamente te gusta.

Así que, mi nuevo objetivo fue dedicarme al periodismo en España y VIVIR DE ESCRIBIR.

Un objetivo difícil de conseguir en junio de 2011, cuando finalicé el postgrado en la Universidad Pompeu Fabra. 

Pero yo no veía las dificultades en aquellos momentos.

Lo que veía eran mis sueños, escondidos entre maletas y cajas llenas de ropa y libros. Los sueños se encontraban por todo el piso en Cornellà de Llobregat, donde empecé a vivir con mi pareja.

Mientras tanto, mi Curriculum Vitae y las cartas de presentación reposaban en cajones de diferentes técnicos de selección.

No conseguía encontrar trabajo de periodista en Barcelona.

CAPÍTULO III: de llegar lejos a vivir lejos

“And we´re trying to be faithful. But we´re cheating, cheating, cheating.”

The Hero, Regina Spektor

Al no poder vivir de escribir, pensé en un plan B. La alternativa fue VIVIR Y ESCRIBIR.

De hecho, ya que tenía que vivir de algo, encontré un trabajo temporal que no tenía nada que ver con el escribir. Al mismo tiempo, me prometí a mí misma abrir un blog. Quería escribir y publicar algún texto de tanto en tanto.  

Sin embargo, mi plan B no tardó en convertirse en un plan C. Las prioridades, los desafíos y las obligaciones no cedieron paso a los sueños.

No tardé en empezar a VIVIR SIN ESCRIBIR.

Es curioso, pero justo en esa época me crucé con una de mis profesoras del instituto. La profesora daba clases de literatura y lengua serbia.

Recuerdo que, cuando me vio, me saludó y dijo: “¡Qué bien escribías tú! Estaba segura de que llegarías lejos escribiendo. Bueno, lejos sí que estás. Estás lejos de casa”.

En aquel momento me vino a la mente un dicho popular serbio: “Volar alto significa caer bajo”.

Mi primera reacción fue recoger mis sueños rotos, darme la vuelta y buscar la salida de esa historia.

Necesitaba algo parecido al Brexit británico. Necesitaba mi propio “Bréxito”.  

Pero decidí no buscarlo. Era hora para el desenlace.

Me esperaba el copywriting.

CAPÍTULO IV: del “Bréxito” al éxito

“I´m the hero of the story. Don´t need to be saved.”

The Hero, Regina Spektor

El copywriting llegó a mi vida en el momento decisivo, en otoño de 2017. Aterrizó con el curso “Adopta un Copywriter” de Javi Pastor. Encontró su camino hacia mí entre dudas, vientos y nubes que me rodeaban.

Recuerdo que, en el momento decisivo de la obra “El Niño de la Tele”, el padre le dijo a Rubén: “Pensabas que te ibas a comer el mundo, pero te comiste una mierda”.

A mí mis compañeros copywriters me dijeron lo siguiente: “Pensabas que te comerías el mundo, pero te comiste tus sueños. Te los comiste con patatas. Pero el futuro no es para los que quieren darse la vuelta, sino para los que saben dar la vuelta a la tortilla”.  

Les hice caso. Aprendí mi lección. Y decidí aprender el copywriting.

  • No lo hice porque me interesaba VIVIR PARA ESCRIBIR.
  • Tampoco quise (solo) VIVIR DE ESCRIBIR, ya que tuve la experiencia de VIVIR SIN ESCRIBIR.
  • Por último, me di cuenta de que fue imposible VIVIR Y ESCRIBIR.

En mi caso, el camino del “Bréxito” al éxito consistía en asimilar y aceptar que VIVIR ES ESCRIBIR.

El copywriting me hizo verlo.

Conclusión: de la histeria a la historia

“No one´s got it all.”

The Hero, Regina Spektor

Así me transformé de periodista a copywriter.

Hasta que descubrí la escritura persuasiva, mi trayectoria profesional fue, como lo definió una vez mi pareja, una búsqueda histérica. BUSCABA con desesperación una manera de conciliar mi vida con mis sueños. Con el escribir.

Cuando aprendí el copywriting, la ENCONTRÉ. Mi “histeria” se transformó en la historia que acabas de leer.

La moraleja de esta historia es que VIVIR ES ESCRIBIR y que el objetivo del copywriting no es solo convertir o vender.

  • El objetivo del copywriting es CONVERTIR visitantes o lectores en clientes o consumidores.
  • Pero su objetivo también es EMPODERAR a profesionales y negocios para que crucen el puente del buscar al encontrar.
  • Por último, el objetivo del copywriting es AYUDAR a los clientes para que crucen el puente del NO al SÍ.

En una sola palabra, el objetivo del copywriting es TRANSFORMAR.

Una pregunta Writing-Friendly: ¿Cuál es, en tu opinión, el objetivo del copywriting?

[Post actualizado en noviembre de 2019.]

Me llamo Stasa Durdic y soy copywriter. Para saber más sobre mí, te invito a leer mi historia o a visitar mi perfil de LinkedIn.

Del NO al SÍ hay solo un CLIC. Comparte este texto.


2 comentarios

#Jerby @ratonbloguero · 06/04/2018 a las 10:32

Hola Stasa

Me ha gustado lo del ‘bréxito’. Hace poco, oí una frase que puede tener cierta relación: ‘Tu princesa está en otro castillo’.

Un abrazo

    Stasa Durdic · 09/04/2018 a las 10:33

    ¡Hola, Jerby!

    Gracias por comentar el texto.

    Del éxito al “Bréxito” hay solo un paso. Pero del “Bréxito” al éxito hay unos cuantos.

    Un abrazo,

    Stasa

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × dos =