Trabajando de copywriter freelance recorrí un camino de SEIS meses para llegar a SEIS lecciones y tomar SEIS decisiones.

Trabajar de copywriter freelance: ¿una experiencia 666?

Hace ya medio año desde que dejé de trabajar solo de redactora y periodista web.

De hecho, en marzo empecé a prestar el servicio de copywriting, aparte de la redacción de contenidos y el periodismo.

Durante estos SEIS MESES de trabajar de copywriter freelance, realicé varias actividades:

  • Conseguí los primeros clientes;
  • Publiqué tres posts de invitada;
  • Asistí un evento de copywriting en Madrid;
  • Conocí algunos de los copywriters más conocidos de España.

Sin embargo, hice algo más.

Aprendí SEIS LECCIONES relacionadas con el copywriting y tomé SEIS DECISIONES al respecto.

En este post escribiré sobre esas lecciones y decisiones.

De hecho, explicaré cómo me fue trabajando de copywriter freelance en España. Además, responderé la pregunta si el copywriting freelance representa una “experiencia 666”.

¿Te gustaría conocer mi experiencia en el campo de copywriting?

¡A por la primera lección y la primera decisión!

Escritura persuasiva | El Marketing de Oz

En este post, tu acompañante será el León Cobarde. Él te ayudará a encontrar el Marketing de Oz. Descubre qué es el Marketing de Oz y echa un vistazo al resto de entradas que pertenecen a la categoría “Escritura persuasiva”.

Trabajar de copywriter freelance no es el Apocalipsis

La primera lección que aprendí es que el mundo no acaba si uno se hace freelance. Y si se da de alta de autónomo, tampoco.

A pesar de todos los desafíos que afrontan, los copywriters autónomos pueden vivir de escribir.

Sin embargo, durante los últimos seis meses también aprendí que trabajar de copywriter freelance en España tampoco significa la salvación.

El copywriting freelance no es para mí

Al cabo de este medio año, he decidido no seguir por el camino de los freelancers.

Mi objetivo es encontrar trabajo de copywriter, redactora de contenidos o UX writer, pero en una agencia o empresa.

Por cierto, no tomé esta decisión porque es imposible ser freelance y vivir de escribir.

La tomé porque escribiría mejor y viviría mejor trabajando por cuenta ajena que por cuenta propia.

Blog es “el libro sagrado del copywriting”

La segunda lección tiene que ver con los “textos sagrados del copywriting”.

Mientras la Biblia representa la recopilación de libros sagrados cristianos, diferentes blogs figuran como una fuente de “textos sagrados del copywriting”.

En otras palabras, hoy en día es posible aprender mucho sobre la escritura persuasiva leyendo posts publicados en los blogs de copywriting.

Te facilito tres blogs que me encantan y en los que se puede aprender mucho sobre el copywriting: blog de Maïder Tomasena, blog de Javi Pastor y blog de Pepa Cartini.

Continuaré publicando entradas en este blog

A pesar de que ya no me interesa trabajar de copywriter freelance, seguiré publicando posts en el Writing-Friendly Blog.

Lo seguiré haciendo porque me gustaría continuar contribuyendo a que el marketing digital se entienda como un marketing que conduzca del NO al SÍ.

El único cambio es que tendré que reducir la frecuencia de publicación a una entrada al mes.

El “Nuevo Copywriting” ha llegado para quedarse

La tercera lección que aprendí tiene que ver con la tendencia que llamo el “Nuevo Copywriting”.

La Biblia consiste de dos testamentos: el Antiguo y el Nuevo. El copywriting, también.

De hecho, hoy en día coexisten dos tipos del copywriting:

  • Tradicional (el “Antiguo Copywriting”, unidireccional, old school);
  • Conversacional (el “Nuevo Copywriting”, bidireccional, new school).

Durante los últimos seis meses he aprendido mucho sobre el copywriting conversacional.

Ante todo, que ha llegado para quedarse.

Abrazaré el “Nuevo Copywriting”

Como copywriter, prefiero colaborar en los proyectos relacionados con el copywriting conversacional que con el tradicional.

Por otro lado, como consumidora, prefiero recibir mensajes y publicidad del “Nuevo Copywriting” que del “Antiguo”.

Así que, he decidido dedicarme a partir de ahora exclusivamente al copywriting conversacional.

Hay cuatro tipos de comunicación

Hasta hace poco creía que existían tres tipos de comunicación:

  • B2B – la comunicación que un negocio mantiene con otros negocios (Business To Business).
  • B2C – la comunicación que un negocio mantiene con los consumidores (Business To Consumers).
  • B2G – la comunicación que un negocio mantiene con un gobierno (Business To Goverment).

Sin embargo, al tener la experiencia de trabajar de copywriter freelance aprendí que, tal y como existen cuatro evangelios, también hay cuatro tipos de comunicación.

El cuarto tipo de comunicación lo llamé el B2Me (Businesses To Me) o el C2Me (Clients To Me).

La B2Me dependerá de mí

Cuando alguien contrata a un copywriter, lo hace con la intención de mejorar la comunicación B2B, B2C o B2G.

¿Pero qué pasa con la comunicación B2Me?

Durante todos estos meses estuve en contacto con varios clientes. Unos me contrataban para sus proyectos, otros no. Algunos me contestaban con un SÍ, otros con un NO.

Muchos ni siquiera me contestaban.

A pesar de no considerarme una persona religiosa, en una cosa sí que creo. Creo que todos los copywriters que aspiran participar en un proyecto se merecen una respuesta, aunque fuera negativa.

Por ello, he decidido cambiar de página e insistir en recibir una respuesta. Lo haré tanto cuando vaya solicitando un trabajo nuevo como en cualquiera otra ocasión.

La comunicación B2Me puede (y debe) mejorar. Yo haré lo necesario para mejorarla.

Los clientes no son la Bestia

La quinta lección que aprendí es que trabajar con clientes puede ser complicado.

No lo digo porque exigen la máxima calidad de contenidos. Lo digo porque muchas veces no proporcionan la información necesaria, pero sí insisten en unos deadlines muy justos. Aparte, algunos tardan en pagar por los servicios realizados.

A pesar de todo, los clientes no son la Bestia. No llevan el número 666 tatuado ni en la frente ni en la cartera.

Trabajaré con los clientes, evitaré la Bestia

Trabajar con los clientes es el ayer, hoy y mañana de cada copywriter, sea freelance o no. Así que, no tiene ningún sentido ir evitándolos o hablar mal de ellos.

Lo que sí que tiene sentido es evitar los tales llamados “clientes tóxicos”. Eso es justo lo que he decidido hacer.

Por cierto, los clientes tóxicos tampoco llevan el 666 tatuado en la frente. No es fácil reconocerlos, pero es posible.

Son los que no llevan el dinero en la cartera. O sí llevan el dinero, pero no lo piensan gastar para pagar los servicios de los copywriters.

No todos los copywriters han vendido el alma al diablo

La última lección que aprendí tiene que ver con el alma de un copywriter.

Una vez he leído que los copywriters son los escritores que han vendido su alma al diablo.

Sin embargo, la experiencia de trabajar de copywriter freelance me ha enseñado que no todos los copywriters han vendido el alma al diablo.

Algunos se lo han regalado. Otros se lo han prestado.

Cuidaré mi alma, huiré del diablo

Por último, he decidido utilizar mi lápiz solo en lugares seguros. Espero que así consiga cuidar mi alma. 

En otras palabras, buscaré trabajo en aquellas empresas donde se valora el copywriting. Una vez lo consiga, iré ayudando, no engañando. Apostaré por persuadir, no manipular.

Y, lo más importante de todo, colaboraré solo con aquellas marcas que son honestas, transparentes y tienen integridad.

Trabajar de copywriter freelance: del “anticopywriting” al copywriting

Para terminar el post, mmi opinión es que trabajar de copywriter freelance no representa una “experiencia 666 en el sentido negativo.

Lo que sí considero es que dedicarse al copywriting y ser freelance no es un camino fácil ni seguro de generar ingresos.

Aun así, yo lo recorrí en SEIS MESES para aprender SEIS LECCIONES y tomar SEIS DECISIONES.

En ese sentido, sí que fue una “experiencia 666”.

Esa experiencia fue muy importante, ya que me hizo ver que no hay ningún dualismo entre el copywriting freelance y el copywriting en agencia. El dualismo es entre el “anticopywriting” y el copywriting.

El “anticopywriting” es, como el Anticristo, el 666. ¿Y el copywriting? Mi futuro.

Una pregunta Writing-Friendly: ¿Por qué se considera que los copywriters han vendido el alma al diablo?

[Post actualizado en noviembre de 2019.]

Me llamo Stasa Durdic y soy copywriter. Para saber más sobre mí, te invito a leer mi historia o a visitar mi perfil de LinkedIn.

Del NO al SÍ hay solo un CLIC. Comparte este texto.


2 comentarios

Marisa · 13/09/2018 a las 12:01

¡Hola, Stasa!

Como te gusta tanto el 6, te voy a decir 6 cositas:

1. Creo que estás un poco loca por tomarme como modelo, pero por la parte que me toca… muchísimas gracias por tus palabras. Desde el principio, has entendido “mi estilo”. Significa mucho para mí.
2. Gracias también por compartir tu experiencia, que es en muchos sentidos, extrapolable a otras profesiones.
3. ¡Estoy deseando ver los nuevos cambios y tu especialización!
4. Haces muy bien en tener cerca a Joan. Es un encanto y listo como un ratón.
5. Tú no venderás, ni prestarás, ni regalarás tu alma al diablo… porque tienes “ángel”.
6. Sigue trabajando así de bien. 😉

¡Un beso!

    Stasa Durdic · 17/09/2018 a las 15:37

    Hola Marisa,
    Te agradezco seis veces, de acuerdo con el contexto del texto:
    1. Primero, GRACIAS por pasar y comentar la entrada.
    2. Te doy el segundo GRACIAS por apoyarme.
    3. También te AGRADEZCO por escribir de una manera tan específica.
    4. GRACIAS por darnos esas fantásticas tiras de marketing y por darme a mí la tira de visión.
    5. También te AGRADEZCO por añadir un poquito de marketing ilustrado a nuestras cañas al copy.
    6. Por último, GRACIAS por entender que no me interesa ni vender, ni regalar ni prestar el alma al diablo. Sé que en tu caso pasa lo mismo.

    Un abrazo, guapa.

    ¡Nos vemos en octubre!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cinco =