¿Quién es Stasa Durdic?

***

Ni de Soria. Ni de Siria.

Me llamo Stasa Durdic y vengo de Serbia.

Soy redactora, copywriter y periodista web.

¿Trabajas en el sector turístico?

AGENCIA DE VIAJES

¿Ayudas a los turistas a elegir, organizar y realizar un viaje?

Sin embargo, no tienes muchos clientes que te pidan viajar a los Balcanes.

Por lo tanto, los viajes a los países balcánicos no se venden tal y como te gustaría.

HOTEL o APARTAMENTO

  • Los visitantes llegan a tu web.
  • Algunos reservan la habitación o el apartamento.
  • Sin embargo, muchos se van sin hacer la reserva.

Y tú te quedas con la duda: ¿por qué no reservan la habitación?

PUEDO, QUIERO y SÉ CÓMO ayudarte.

REDACCIÓN DE CONTENIDOS TURÍSTICOS

Puedo hacer que mi lápiz sea un puente hacia tus clientes potenciales.

Cruzando ese puente, tus clientes conectarán con la idea de que los Balcanes podrían ser su próximo destino turístico.

COPYWRITING PARA NEGOCIOS TURÍSTICOS

Puedo escribir el puente que te comunicará mejor con tus clientes potenciales.

Si conseguimos mejorar vuestra comunicación será mucho más fácil aumentar el número de reservas o de viajes vendidos.

¿Por qué deberías pedirme ayuda a mí?

Muchos redactores y copywriters te dirán que confíes en ellos porque tienen “ALGO MÁS” que sus compañeros. 

MÁS experiencia, MÁS clientes o una reputación MÁS alta.

Yo no pienso decirte lo mismo.

Confía en mí por “ALGO MENOS”.

MENOS RIESGO

CONFÍA EN MÍ porque así arriesgarás muy poco, sobre todo si tu proyecto está relacionado con la zona de la que vengo, Balcanes. 

En ese caso, te aseguro que voy a ser tu insider, tu mano derecha y tu fuente de información y conocimiento.

Eso no significa que podamos colaborar solo cuando se trate de proyectos relacionados con la región balcánica. 

Sin embargo, si me pides ayuda para un proyecto así, disminuirás muchísimo el riesgo de publicar unos textos inadecuados.

MENOS CONFORT

CONFÍA EN MÍ porque ya no vivo en mi zona de confort, Serbia. Tampoco redacto textos en “mi idioma de confort”, serbio.

Yo sé muy bien que los puentes no se construyen dentro de dicha zona, sino siempre desde allí hacia fuera.

Por lo tanto, si te atreves a arriesgar, dejar de lado el confort y construir tus propios puentes…

…te entiendo, te admiro y me gustaría que CONFIASES EN MÍ.

Hazlo porque tenemos muchísimo en común.

Ahora que sabes por qué deberías confiar en mí, me presento.

En ESPAÑA me llamo Stasa Durdic.

En SERBIAStaša Đurđić o Сташа Ђурђић.

Stasa Durdic | Redactora digital, copywriter online y periodista web

A pesar de las tres posibles maneras de escribir mi nombre y apellido, 

mi historia cuenta con tan solo dos colores, GRIS y AMARILLO.

¿Te la explico?

MI HISTORIA: ¿cómo me convertí de Staša Đurđić a Stasa Durdic?

Nací el 26 de diciembre de 1986 en la ciudad serbia de Novi Sad. Sin embargo, durante muchos años viví en un pueblo cercano a mi ciudad natal. El pueblo se llama Backa Palanka.

Al iniciar mis estudios universitarios en 2005, me trasladé a la capital de Serbia, Belgrado. Allí empezó el primer capítulo de mi historia en gris y amarillo cuando, en octubre de 2008, conocí a mi pareja.

Ya que mi pareja es de Cataluña, para poder continuar la relación con él decidí trasladarme de Belgrado a Barcelona.

La decisión de mudarme fue muy importante. Fue la decisión de cruzar un puente. Partí desde un Belgrado nublado, de fachadas grises y árboles sin hojas. Al otro lado del puente me esperaba una Barcelona soleada, llena de hojas amarillas, luciendo su clima más cálido.

Sí, mi mudanza se parecía a una partida del GRIS y la llegada al AMARILLO.

En realidad, no era así. Era una mudanza del GRIS al GRIS.

Mi llegada a Barcelona no fue nada “soleada”. A pesar de que el amor fue la fuerza motriz de mi decisión, no fue nada fácil convertirme de una estudiante universitaria a una persona desempleada.

Para salir del estado de desempleo, comencé a involucrarme en varios proyectos esporádicos. Durante los primeros años de mi estancia en Barcelona, trabajé en distintos sectores, aceptaba contratos temporales y me conformaba con unas retribuciones mínimas.

¿Y el resultado? Una desorientación absoluta.

¿Cómo luchaba contra esa realidad GRIS? Construyendo puentes.

A los 25 años me convertí en una madre muy feliz. El nacimiento de mi hijo, Marko, hizo que pensara que a partir de ese momento mi camino solo podría ser soleado. Es más, teniéndole a él en mis brazos, estuve segura de que se había construido un puente en particular entre Serbia y España. Entre mi pasado y mi futuro.

Dos años más tarde, la felicidad aumentó, así como el número de puentes entre dichos mis países, Serbia y España. Todo eso debido al nacimiento de mi hija, Lena, en 2014.

Dentro de un tiempo, surgieron las nubes. Empezó la tormenta de percepciones erróneas.

Unos meses después del nacimiento de Lena, las nubes grises comenzaron a desafiar de nuevo mi felicidad, la que sentía por ser una mamá de dos. Necesitaba el número tres.

Mi HISTORIA me esperaba. Tuve que empezar a escribirla. Tuve que coger fuerzas para construir mi propio FUTURO AMARILLO. Tuve que coger el LÁPIZ.

Utilicé el lápiz como una señal de dirección hacia la salida del sol.

Con el lápiz en mi mano y los dedos en su versión digital, la tecla, poco a poco empecé a retomar la rienda sobre mi propia historia. Decidí ser su verdadera protagonista. Decidí que era hora para un desenlace soleado.

Lo primero que hice fue dejar de esperar y alegrarme solo por los días del sol. Ahora sé que no me queda otra que vivir con las nubes en el vecindario y lo acepto.

Lo segundo, palabra a palabra, ladrillo a ladrillo, construí mi puente entre lo que era y lo que soy. El puente entre Staša Đurđić y Stasa Durdic.

Paso siguiente, lo crucé, junto con mi marido y mis hijos. Y sabes qué, esta vez fue mucho más fácil hacerlo porque no estaba sola.

Por último, redacté este texto, una señal de dirección que apunta hacia todos vosotros que todavía estáis dudando si vale la pena cruzar vuestros puentes tan particulares. Porque yo sé que es posible dirigirse hacia otro lado. Y no solo es posible, sino también vale la pena.

Mi historia no acaba con una MORALEJA,
sino con una PROPUESTA.

Si tu historia es de color GRIS, puedo ayudarte para que su desenlace sea AMARILLO.

No esperes mañana para cruzar o construir tu puente. Hazlo AHORA.

AHORA es el momento perfecto para disfrutar del sol.

No esperes spam de esta web. El spam no construye puentes.

*La comunicación enviada quedará incorporada a un fichero del que es responsable Stasa Durdic. Esta comunicación se utilizará exclusivamente para tratar tus datos para atender tu solicitud, siempre de acuerdo al Reglamento (UE) 2016/679 (RGPD), la Ley Orgánica 15/1999 (LOPD) y el Real Decreto 1720/2007 de desarrollo de la LOPD, sobre protección de datos. Tus datos no se comunicarán a terceros, excepto por obligación legal, y se mantendrán mientras no solicites su cancelación. En cualquier momento puedes ejercer los derechos de acceso, rectificación, portabilidad y oposición, o si procedes, a la limitación y/o cancelación del tratamiento, comunicándolo mediante un email a info@stasadurdic.com.