¿Quién es Stasa Durdic?

***

Ni de Soria. Ni de Siria.

Me llamo Stasa Durdic y vengo de Serbia.

Soy redactora, copywriter y UX writer.

  • Has pasado por mi blog y te ha entrado curiosidad por ver quién es la autora de los textos.
  • Has visto alguna de mis publicaciones en las redes sociales y el concepto Writing-Friendly te ha llamado la atención.
  • Has visitado mi perfil en LinkedIn y te has preguntado: ¿Quién es Stasa Durdic?

Si uno de estos casos es el tuyo, estás en el lugar adecuado.

Aquí descubrirás cómo puedo ayudarte, por qué deberías confiar en mí y cuál es mi historia.

Me llamo Stasa Durdic.

Puedo, quiero y sé cómo ayudarte.

CONTENT WRITING

Puedo ayudarte con la redacción de contenidos: entradas de blog, guías y checklists.

COPYWRITING

Puedo ayudarte con el copywriting web, con el email copywriting y con el copywriting de anuncios.

¿Por qué deberías confiar en mí?

Confía en mí porque otros escriben textos, pero yo escribo puentes.

1. Soy periodista de vocación.

Me licencié en Periodismo y Comunicación en 2010 en la Universidad de Belgrado.

Para mí, los textos periodísticos representan un PUENTE que conecta los ciudadanos con el estado. Es el puente que lleva hacia la democracia.

Pese a que actualmente no ejerzo mi profesión, hago lo posible para que ese puente no se queme.

2. Tengo formación en el marketing digital.​

Al llegar a España, trabajé de periodista web durante un periodo de tiempo. Sin embargo, debido a unas condiciones económicas malas, decidí no quedarme en el campo del periodismo web. 

Tomé la decisión de formarme, aprender unas técnicas nuevas de escribir y construir el PUENTE del periodismo web al marketing digital. Mis ganas de vivir de escribir me llevaron a cruzar ese puente.

Por ello, a veces digo que las bases del periodismo las aprendí en Serbia y todo lo que sé del marketing digital en España.

3. He trabajado en el content marketing y en el copywriting.

Mi experiencia no se limita al periodismo web. También he trabajdo en el campo de la redacción de contenidos y del copywriting, tanto siendo freelance como en una agencia.

Trabajando de redactora y de copywriter aprendí que los textos no representan solo el puente entre los ciudadanos y un estado. También son el PUENTE que comunica los negocios con sus clientes potenciales.

Hoy en día escribo ese tipo de puente. Lo hago palabra a palabra, ladrillo a ladrillo. Intento mejorar la comunicación entre los negocios y los clientes para superar el reto de transformar un NO en un SÍ.

Hemos colaborado varias veces en los últimos meses con Stasa y estoy muy satisfecho con su trabajo de redacción de contenidos. La calidad de los textos es muy buena, así como su formalidad y su puntualidad a la hora de la entrega. Seguiremos trabajando con ella. Muy recomendable.
Recomendación | Luis Rodríguez Cid
Luis Rodríguez Cid
Consultor del marketing digital
He tenido a Stasa Durdic durante 60 horas como alumna y me ha sorprendido su facilidad para aprender el temario de SEO/SEM y sus muchas otras habilidades profesionales; idiomas, escritura, redes sociales... Sin duda la tendría en cuenta para cualquier proyecto relacionado!
Recomendación de Sergi Cortés | Stasa Durdic | Redactora Digital
Sergi Cortés
Multimedia i Marketing digital (SEO/SEM)

Me has visto en:

Diez cosas sobre mí que puedes encontrar solo aquí

Stasa Durdic | Redactora de contenidos, copywriter y UX writer

10.

Con DIEZ AÑOS escribí el primer relato corto. Mi madre todavía guarda la libreta donde lo tengo.

9.

Hace NUEVE AÑOS me mudé de Belgrado a Barcelona. Sí, he venido para quedarme.

8.

Me encantan las rimas. Por ello, el OCHO para mí tiene el sabor de bizcocho y la nariz de Pinocho.

7.

Fui mamá por primera vez hace SIETE AÑOS. En 2014 mi hijo se hizo hermano mayor.

6.

Gané el primer premio periodístico hace SEIS AÑOS. Mi reportaje galardonado se llama “El número de patrias yugoslavas en versos y recuerdos”.

5.

Mis CINCO SENTIDOS son las cinco W del periodismo: who, what, where, when, why.

4.

Nací en un país que cambió de nombre CUATRO VECES. Primero se llamaba República Federativa Socialista de Yugoslavia (RFSY), luego República Federal de Yugoslavia (RFY), Unión Estatal de Serbia y Montenegro y, por último,  República de Serbia.

3.

Mi nombre y apellido se pueden escribir de TRES MANERAS: Stasa Durdic, Staša Đurđić o Сташа Ђурђић.

2.

Escribo y leo en DOS ALFABETOS: el cirílico y el latino.

1.

Tengo UNA HISTORIA para ti. ¿Te la explico?

Mi historia: ¿cómo me convertí de Staša Đurđić a Stasa Durdic?

CAPÍTULO I

Nací el 26 de diciembre de 1986 en la ciudad serbia de Novi Sad. Mis padres dicen que el día que nací hizo 27 grados bajo cero. Nevaba todo el día. Aún así, para ellos a las 3 de la mañana salió el sol.

Durante los primeros 18 años vivía en un pueblo. Mi pueblo se llama Backa Palanka. Los recuerdos del pueblo son los recuerdos a mi infancia. A las noches de la nieve, a los días del sol, al arcoiris de camino al colegio.

CAPÍTULO II

Al iniciar mis estudios universitarios en 2005, me trasladé a Belgrado. Era octubre de 2005 cuando llegué a la la capital de mi país. No recuerdo si el día de mi llegada fue nublado, pero sí que recuerdo que las fachadas de Belgrado las veía grises.

En Belgrado conocí a mi pareja. Llevaba tres años estudiando Periodismo y Comunicación cuando nos conocimos. En ese momento empezó el primer capítulo de mi historia en gris y amarillo.

CAPÍTULO III

Por él decidí mudarme de Belgrado a Barcelona. Ya que mi pareja es de Cataluña, cambié la idea de realizar un postgrado en el extranjero por la decisión de realizar un postgrado en Barcelona. Así que vine a la capital catalana en octubre de 2010.

Mi mudanza se parecía a una partida del gris y la llegada al amarillo. Partí de las fachadas grises del Belgrado para llegar a una Barcelona soleada. La ciudad lucía un clima cálido, un buen tiempo y las hojas amarillas de un otoño feliz.

CAPÍTULO IV

En realidad, fue una mudanza del gris al gris. A pesar de que mi llegada a Barcelona fue soleada, unas nubes grises no tardaron en desafiar mi felicidad. La ciudad se encontraba en plena crisis económica, el periodismo tradicional se estaba reinventando y surgían nuevas profesiones para los periodistas: la de community manager, la de social media manager, etc

Empezó la tormenta de etiquetas poco deseadas. No logré seguir el paso con todos esos cambios. Con 24 años me convertí de una estudiante del postgrado en una persona desempleada, de una chica serbia en otra chica extranjera y de una persona del pueblo en otra inmigrante de un país del este.

CAPÍTULO V

¿Cómo luché contra ese presente gris? Para salir del estado de desempleo, comencé a involucrarme en proyectos esporádicos. Durante los primeros años de mi vida en Barcelona, trabajaba en distintos sectores, realizaba trabajos temporales y me conformaba con unas retribuciones mínimas.

El presente fue gris, pero no sabía de qué color sería el futuro. Trabajar es necesario, no solo porque el trabajo dignifica, sino porque ayuda a una persona a seguir adelante. Sin embargo, no tenía claro cómo seguir adelante sin saber hacia dónde dirigirme. Lo que sí que tenía claro es que el futuro no pudo permanecer nublado.

CAPÍTULO VI

Decidí construir el puente hacia la salida del sol. No vine a España a cumplir todos mis sueños. Tampoco soñaba con ejercer mi profesión a todo coste. Pero sí que soñaba con la posibilidad de vivir de escribir. Lo hacía a pesar de estar en un país extranjero, a pesar de no tener el nivel nativo del castellano y a pesar de ser un objetivo difícil de cumplir.

Escribir significa construir el puente, aprender significa cruzarlo. No pude permitir que mi sueño se convierta en una pesadilla llena de truenos. Para evitar eso, decidí formarme más. Me sumergí en el campo del marketing digital, me apunté a un curso del copywriting, descubrí el UX writing. Lo hice porque mi historia me esperaba.

CAPÍTULO VII

El futuro es ahora. Con un lápiz en la mano y los dedos en su versión digital, la tecla, poco a poco empecé a retomar la rienda sobre mi historia. Decidí ser su verdadera protagonista. Era hora para un desenlace soleado.

El ahora es amarillo. Gracias a mi sueño, conseguí convertir un lápiz en el puente entre el gris y el amarillo, entre lo que era y lo que soy. Cruzando ese puente, me transformé de una periodista a una copywriter, de Staša Đurđić a Stasa Durdic.

El amarillo es posible. Hoy en día me dedico a ayudar a todos los negocios cuyos clientes potenciales todavía no han cruzado de uno a otro lado del puente. Mi objetivo es mostrar que un lápiz puede ser un puente, que los textos llevan del NO al SÍ y que no hay mal tiempo, sino la ropa inadecuada.

Las nubes a veces nos tapan la vista, pero el sol sale cada día. Hoy también ha salido.

Mi historia no acaba con una MORALEJA,
sino con una PROPUESTA.

Si tu historia es de color GRIS, puedo ayudarte para que su desenlace sea AMARILLO.

No esperes mañana para construir o cruzar el puente. Hazlo AHORA.

AHORA es el momento perfecto para disfrutar del sol.

No esperes spam de esta web. El spam no construye puentes.

*La comunicación enviada quedará incorporada a un fichero del que es responsable Stasa Durdic. Esta comunicación se utilizará exclusivamente para tratar tus datos para atender tu solicitud, siempre de acuerdo al Reglamento (UE) 2016/679 (RGPD), la Ley Orgánica 15/1999 (LOPD) y el Real Decreto 1720/2007 de desarrollo de la LOPD, sobre protección de datos. Tus datos no se comunicarán a terceros, excepto por obligación legal, y se mantendrán mientras no solicites su cancelación. En cualquier momento puedes ejercer los derechos de acceso, rectificación, portabilidad y oposición, o si procedes, a la limitación y/o cancelación del tratamiento, comunicándolo mediante un email a info@stasadurdic.com.