El coronavirus nos ha enseñado muchas lecciones. Una de ellas es que el storytelling no ha muerto. Aprende cómo se adaptaron las historias a la pandemia y descubre el storytelling en los tiempos del corona.

El storytelling en los tiempos del corona: en el planeta del Principito

Durante la cuarentena y la lucha contra el coronavirus aprendimos muchas lecciones .

  • Por ejemplo, vimos que el planeta se recupera cuando los humanos se “retiran”.
  • También nos dimos cuenta de que no existe la libertad incondicional. La libertad de movimiento no es ninguna excepción.
  • Por último, nos dimos cuenta de que, protegiéndonos a nosotros mismos, protegemos a los demás y de que, quedándonos en casa, ayudamos a la lucha contra el virus.

Sin embargo, estas lecciones no son las únicas que aprendimos. Por ejemplo, yo aprendí que el storytelling no había muerto. Todo lo contrario, el storytelling “floreció” durante la pandemia.

En el post “Storytelling 3.0: la evolución del arte de contar historias”, defendí el punto de vista de que el storytelling no había muerto.

En este post, aprenderás más sobre cómo el coronavirus contribuyó a que el storytelling vuelva a protagonizar el campo del marketing. También encontrarás diez anuncios que ilustran las posibilidades y el alcance de la narración en tiempos de crisis.

Pero antes de todo eso, vamos a ver por qué cada persona que experimentó la cuarentena se convirtió en un Principito particular.

El Principito con miedo al coronavirus

En el famoso libro de Antoine de Saint-Exupéry, el personaje principal es el Principito.

Durante la pandemia de coronavirus, los personajes principales fueron los Grandes Príncipes y Princesas. Esas personas lucharon activamente contra el virus, ante todo los médicos y el personal sanitario.

Por otro lado, cada uno de nosotros que nos quedamos en casa nos convertimos en un Principito particular. En otras palabras, nos refugiamos en nuestros pequeños planetas, rodeados del universo del aislamiento y la distancia social. A través de las ventanas, miramos las luces encendidas en otros pisos, así como el Principito miraba las estrellas y disfrutaba de su esplendor.

Los más afortunados podían regar su rosa, los más trabajadores limpiaban regularmente los volcanes de su planeta. Limpiaban incluso los volcanes inactivos porque, como dice el Principito, nunca se sabe.

Sin embargo, hay dos aspectos que todos teníamos en común, por muy (poco) afortunados o trabajadores que fuéramos.

  • El primer aspecto es que todos estábamos asustados del coronavirus, tal y como el Principito temía a los baobabs.
  • El segundo aspecto es que todos pasamos mucho tiempo frente a ordenadores, teléfonos móviles y televisores.

Este segundo aspecto hizo que fuéramos expuestos a un aumentado número de anuncios. La mayoría de ellos eran unos ejemplos claros del storytelling.

Por ello, decidí modificar el título de la novela “El amor en los tiempos del cólera” de Gabriel García Márquez a “El storytelling en los tiempos del corona”.

El storytelling en los tiempos del corona

El Principito se había convertido en el público ideal para todas esas marcas que se dieron cuenta de lo asustado, solo y ansioso por la intimidad que era. En consecuencia, decidieron enviarle mensajes de comprensión y aliento.

¿Cómo lo hicieron? Lo hicieron a través de anuncios que contaban con el storytelling.

Su objetivo era llegar a nuestros corazones y mostrarnos el rostro humano de las empresas.

Diez anuncios comerciales y el storytelling en los tiempos del corona

Las historias que nos contaban las marcas durante la crisis del coronavirus tienen algunos aspectos en común:

  • El primer aspecto es que en la mayoría de ellos, el personaje principal fue el Principito. Los anuncios habían celebrado a los que se quedaban en casa y trataban de que el tiempo que pasaban en cuarentena tuviera sentido.
  • El segundo aspecto es que el objetivo de los anuncios no fue aumentar las ventas (al menos no directamente). El objetivo era mostrar comprensión, expresar gratitud y ofrecer apoyo.
  • El tercer aspecto es que todos los anuncios hablaban del presente. Durante la crisis, el storytelling no trataba ni ayer ni mañana. El storytelling en los tiempos del corona se caracteriza por la palabra “hoy”.
  • El último aspecto es que cada una de las historias llevaba un mensaje conciso y directo, pero optimista y emocional.

Ahora te invito a ver los siguientes diez anuncios.

Vamos a ver qué historias nos explicaban algunas de las marcas más famosas del mundo —y una serbia— durante el período de cuarentena.

Coca Cola | To The Human Race

Coca Cola y el storytelling en los tiempos del corona

Mensaje: Thank you for filling the glass with kindness and hope.

Uber | Thank You For Not Riding

Uber | El storytelling y el coronavirus

Mensaje: Stay home for everyone who can’t. Thank you for not riding with Uber.

Apple | Creativity Goes On

Apple y el storytelling en los tiempos del corona

Mensaje: Creativity goes on.

IBM | Today isn’t a restart. It’s a rethink.

IBM | El coronavirus y el storytelling

Mensaje: Today we are rethinking how the business moves forward, how the world moves forward. So let’s get to it. Let’s put smart to work.

Pfizer | Join Us In Saying Thank You

Pfizer y el storytelling en los tiempos del corona

Mensaje: Thank you for being our light.

Nissan| Ode To Empty Roads

Nissan | El storytelling y el coronavirus

Mensaje: Stay home, stay safe.

BMW | The Curve Up Ahead: Flatten the Curve with BMW

BMW y el storytelling en los tiempos del corona

Mensaje: Today we drive forward without driving at all.

AFI | Insure carefully, dream fearlessly

AFI | El storytelling y el coronavirus

Mensaje: Keep dreaming.

Audi | We’re In This Together

Audi y el storytelling en los tiempos del corona

Mensaje: Keep distance, stay together.

Bambi Plazma | Velika dela nastaju kod kuće

Bambi Plazma | El storytelling y el coronavirus

Mensaje: Velika dela nastaju kod kuće.

Storytelling, coronavirus y la oveja en una hoja de papel

El storytelling no ha muerto.

Las marcas han demostrado que en los tiempos de crisis el arte de contar historias se vuelve más importante que nunca.

Sin embargo, no es el coronavirus quien contribuyó a la “recuperación” de la narración.

Las emociones de las personas, tanto positivas como negativas, han contribuido a que los anuncios en los tiempos del corona contaran con el storytelling. La razón es que las historias conectan fácilmente con las emociones humanas.

En otras palabras, mientras el Principito tuviera que permanecer encerrado en su pequeño planeta, las marcas le ofrecían, simbólicamente hablando, una oveja dibujada en un trozo de papel. Han tratado de hacernos llegar el mensaje de que no estábamos solos.

A nosotros nos tocaba decidir si pasar de ese trozo de papel y tirarlo u hacer otra cosa.

Aquellos que ven un sombrero en el dibujo del libro “El Principito”, probablemente eligieron la primera opción.

Sin embargo, todos ellos deberían entender lo siguiente: En el dibujo nunca hubo ningún sombrero, sino un elefante.

Una pregunta Writing-Friendly: ¿Hay algún otro anuncios que llamó tu atención como ejemplo del storytelling en los tiempos del corona?

[ABTM id=3687]

Del NO al SÍ hay solo un CLIC. Comparte este texto.

Categorías: Storytelling

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + 16 =